Acuerdo para preservar las lagunas de Ambroz

por | 20 Feb. 2024 | 0 Comentarios

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!

El Ayuntamiento de Madrid, la Comisión Gestora de la Nueva Centralidad del Este y la empresa Tolsa suscribieron un convenio el 31 de marzo de 2023 para preservar las lagunas de Ambroz, su restauración e integración en el Bosque Metropolitano de Madrid, que cruza este desarrollo.

La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, el delegado de Desarrollo Urbano, Mariano Fuentes, el presidente de la Comisión Gestora, Alfredo Zulueta, y representantes de la compañía Tolsa SA, empresa propietaria de la mina de sepiolita donde se formaron las lagunas, fueron los artífices del acuerdo, que se comenzó a negociar en marzo de 2023, y se suscribió en el mes de junio.

Los planes del Ayuntamiento pasan porque las lagunas pasen a ser de titularidad municipal para su preservación, tras un acuerdo con la Comisión Gestora y los propietarios del ámbito. De hecho, el Gobierno municipal anunció sin éxito que llevaría al Pleno del Ayuntamiento de marzo la instancia a la Comunidad de Madrid para que el plan de restauración de la zona contemplase un sistema de lagunas que cree un ecosistema biodiverso y accesible. También, la calificación de dichos terrenos dentro de la red pública como zonas verdes, instando a su cesión obligatoria y gratuita al Consistorio, para luego incorporarlo al Bosque Metropolitano de Madrid.

Las lagunas de Ambroz son un humedal artificial de 678 hectáreas entre Madrid y Coslada, delimitado por la M-21, la avenida de Canillejas a Vicálvaro, la M-214, las vías férreas de la estación intermodal de Vicálvaro y la M-40. Está dividido en dos partes por la carretera M-201, aunque mantiene su conectividad ambiental mediante un paso bajo nivel.

MÁS  Los Cerros, el barrio de los bulevares

Cuenta con tres lagunas que surgieron de forma espontánea tras el cese de la extracción a cielo abierto de sepiolita de la empresa minera Tolsa en 2007 en el ámbito, después de 30 años de actividad. Tras el cierre, el agua de la capa freática rellenó los huecos de la extracción mineral, formando una laguna que sirve de refugio. Ese año se solicitó su catalogación oficial como espacio natural protegido, pero el informe de los técnicos de la Dirección General de Biodiversidad incidió en que no constaba con valores medioambientales destacables.

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos en: