El Ayuntamiento reparará el aliviadero del Abroñigal para restaurar el ecosistema fluvial del Manzanares

por | 3 May. 2024 | 0 Comentarios

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!

El Ayuntamiento de Madrid ha adjudicado la redacción del proyecto de obras de adecuación del aliviadero de Abroñigal para recuperar el ecosistema fluvial del río Manzanares y los arroyos de la Gavia y de Bulera.

El proyecto contempla el desmantelamiento de los desagües actuales para retrasar el punto de vertido del agua, reduciendo su velocidad, ampliando el ancho de la ribera y recuperando así la continuidad ambiental de las orillas y el bosque. Supondrá la restauración del tramo final del corredor ecológico entre el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares y el Parque Regional del Sureste.

Según las infografías del proyecto, la obra prevé retranquear los aliviaderos en tierra y revegetar el suelo recuperado (el cono de afección) para establecer una zona de amortiguación natural del agua que reducirá la velocidad del vertido, facilitando la regeneración del corredor ecológico. También, se plantea la revegetación de la margen opuesta del río.

Erosión del cauce

El motivo de la actuación estriba en que el cauce fluvial está encajonado y las infraestructuras de la ciudad han alterado la topografía del valle del Manzanares. Esa situación interrumpe la función ecológica del río.

Infografía de la obra de transformación del aliviadero de Abroñigal (fuente: Ayuntamiento de Madrid).
Infografía de la obra de transformación del aliviadero de Abroñigal (fuente: Ayuntamiento de Madrid).

El elemento que más afecta este proceso natural es el aliviadero de los sistemas de saneamiento. En la zona de intervención, se concentran tres depuradoras, tres tanques de tormentas y 16 desagües de colectores y aliviaderos. Todos evacúan al río mediante labios de hormigón reforzados, en ocasiones, con escolleras. Estas estructuras provocan un afección ambiental al interrumpir el bosque en galería y las orillas. Provocan, además, erosión en el fondo del cauce y en los taludes, afectando a los hábitats acuáticos.

La intervención durará 27 meses y se dividirá en varias fases y acciones. Incluyen, entre otras, estudios ecológicos e hidráulicos, un proceso público que permita la participación de entidades y ciudadanos interesados, o el intercambio de conocimiento entre entidades y expertos en materia de restauración de ríos.

Reducirá el riesgo de inundaciones al aumentar el espacio fluvial y su capacidad de absorción de aguas durante las crecidas. Además, mejorará el ecosistema acuático y terrestre del río. Trabajará sobre 10 kilómetros de cauce público y recuperará los cauces estacionales de los arroyos de La Gavia y Bulera, ambos muy degradados. De tal manera, aportará un gran potencial de implantación de nuevos hábitats, aprovechando la sedimentación y fertilidad de los suelos y el grado de humedad al reducir la velocidad de vertido.

MÁS  Madrid impulsará el empleo en el sureste con una nueva plataforma multicanal
Foto aérea del río Manzanares a su paso junto al EDAR de La Gavia (fuente: Ayuntamiento de Madrid).
Foto aérea del río Manzanares a su paso junto al EDAR de La Gavia (fuente: Ayuntamiento de Madrid).

Fondos europeos

El contrato ha sido adjudicado por el Área de Medio Ambiente municipal por 54.232 euros a la empresa Ingeniería básica obras y proyectos SL, que tendrá que elaborar el documento en el próximo trimestre. Forma parte de las obras de saneamiento, alcantarillado y depuración de aguas que afectan a los tratamientos de las depuradoras, en cuanto a reutilización de aguas en el río Manzanares.

La actuación tiene un presupuesto de 2,75 millones. Está integrada en los planes de implementación del Bosque Metropolitano de Madrid, en el proyecto ‘Madrid, isla de color‘. Fue elegido por la Fundación Biodiversidad, adscrita al Ministerio de Transición Ecológica, para recibir 2,6 millones de fondos europeos NextGeneration (el Consistorio aportará los otros 1,14 millones). Forma parte de las acciones contempladas en el Plan de Gestión de Riesgo de Inundaciones y del Plan Hidrológico del Tajo, aprobados por la Confederación Hidrográfica del Tajo.

Restauración del talud

En la actuación, colaborarán el Consistorio con la Comunidad de Madrid la Fundación Conama y el Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas (Cedex). También, la Universidad Autónoma de Madrid, Ecologistas en Acción o la Fundación Global Nature, así como el Foro de Empresas y la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM), entre otras.

El Consistorio recalca en el contrato que, además de las intervenciones planteadas, es urgente acometer la restauración del talud del camino peatonal junto al aliviadero del arroyo Abroñigal, que hoy día se encuentra cortado por su peligrosidad.

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos en: